Tarta Nupcial. La guinda de un romántico enlace.

Como invitados, todos tenemos nuestro momento favorito en una boda. Unos esperan ansiosamente el momento en el que aparece la novia con su radiante vestido. Otros, el momento en el que algún querido amigo o familiar hará una lectura o dirá unas emotivas palabras. Otros también, convierten el posterior baile y fiesta en su deseado objetivo. Sin embargo, hay que reconocer, que la aparición la tarta nupcial marca un punto de inflexión durante el banquete. Es la guinda de un romántico enlace.

01-Tarta-Nupcial-romántico-enlace

Los orígenes

Si miramos al pasado, la importancia de la tarta nupcial nos traslada temporalmente hasta cientos de años atrás. Además, ésta ha tenido diferentes aspectos y connotaciones. Aquí algunos ejemplos:

Ya en la antigua Roma se impuso la costumbre que llega hasta hoy. Esta es la de que los novios cortaran un pastel con una espada antes de comenzar la fiesta. Estas verdaderas primicias pasteleras, estaban cocinadas mezclando galletas, pan, especias, frutos secos, huevos, e incluso queso fresco. La aparición del pastel significaba los buenos deseos de los novios para con sus convidados. E incluso que fuera la novia la primera en cortar la tarta significaba buena suerte.

Simpáticas anécdotas nupciales

Bastante más tarde, en la edad media, las tartas nupciales estaban cocinadas con huevos y harina de trigo. El punto fuerte de la aparición del pastel, era el momento en el que los convidados en tropel tomaban su porción. Inmediatamente después, los invitados los lanzaban a la novia con agiles y acertados movimientos “sic”. No era ninguna muestra de disgusto, más bien una original manera de desear suerte a los novios. También era un símbolo o deseo de fertilidad. Un gesto un bastante bizarro desde el punto de vista actual. Ni que decir que, para la novia, el día de su boda era un día inolvidable.

Fue en épocas posteriores cuando las tartas de boda ya se tomaban como postre después del banquete. Y por suerte también abandonando viejas costumbres, se consumía del modo ingerido y habitual. Entonces surgió la aún más divertida idea de formar la tarta de modo apilado. Es decir, que la “Tarta” estuviera formada por muchas tartas del mismo tamaño superpuestas. La tendencia tenía el nombre de: “cuanto más alto, mejor” y estaban cocinadas a base de bizcocho, galletas y pastas. El topping, o guinda del pastel, lo tenían que poner los propios novios pues debían trepar literalmente la tarta. El motivo era que si conseguían besarse ambos en lo alto de ella se aseguraban tener prosperidad y amor eterno. A cambio por supuesto debían estar dispuestos a hacer el ridículo delante de sus queridos invitados. Afortunadamente, de aquella costumbre solo ha llegado hasta épocas modernas un pequeño detalle. Este es hecho de poner una figurita de los novios en lo alto de la tarta nupcial.

02-Tarta-Nupcial-romántico-enlace

Nuevos ingredientes, mayor significado

Ya bastante más tarde, en el Siglo XVII se popularizó el llamado “pastel de novia” que variaba en su receta desde lo salado a lo dulce. En ocasiones se componían de pasteles de carne picada o cordero asado y miga de pan. Otras veces los dulces se elaboraban con harina, huevos y pasas o cerezas. El detalle curioso lo pone el hecho de que se impuso la costumbre de introducir algo valioso dentro de la tarta. Desde entonces empezó a usarse un anillo con cristal oculto en la propia tarta. Éste se usaba de una forma similar al ramo de boda actual: cualquier mujer que lo recogiera se suponía iba a convertirse en la próxima novia. No hay duda de que entonces y para las familias menos pudientes, encontrar este anillo era el objetivo prioritario.

Un salto romántico en el tiempo

Ya en época más moderna, cuenta la leyenda que los pasteles escalonados se popularizaron a raíz de una idea de un aprendiz de cocina. Aproximadamente a finales del siglo XVIII, William Rich se estableció como aprendiz en Ludgate Hill, Londres. Por lo visto, entre postre y postre tuvo la suerte de enamorarse de la hija de su jefe, la encantadora Susannah Prichard. Dispuesto a impresionarla a ella y a su severo jefe, fue a meditar a la cercana iglesia de St. Bride en Fleet Street y obra del famoso arquitecto Sir Christopher Wren. Desde fuera y mirando a su alto torreón, a Rich le llegó la inspiración y la genial idea.

03-Tarta-Nupcial-romántico-enlace-St.Bride’s-church-London

Iglesia de St. Bride en Londres. Inspiración para Tarta Nupcial de William Rich

Cuando le pidió que ella se casara con él le regaló un hermoso, grande y alto pastel que asombró incluso a su futuro suegro. Lamentablemente no quedaron registros supervivientes de dicho pastel ni de su receta “sic”. Sin embargo, esta tarta llegó a convertirse en la carta blanca que permitió su enlace en 1776 con la feliz dama. Posteriormente, Rich se convirtió heredero y dueño de un negocio en auge. Y además llegó a ser un famoso cocinero al que ¡incluso se le otorgó un título honorifico como pastelero! Su sobresaliente trabajo endulzó los enlaces de infinidad de parejas de novios que confiaron en sus tartas. Sin duda fue un enlace muy dulce y prolongado. Como todo el mundo desea en las bodas, Rich y su querida esposa estuvieron casados por 34 años. Durante este tiempo, tuvieron 12 hijos, y al final de sus vidas pidieron ser enterrados juntos. Como no podía ser de otra manera, el final de esta romántica historia nos lleva de nuevo a la iglesia de St. Bride. Los restos de ellos yacen en la misma iglesia en la que Rich encontró la inspiración que le otorgó su éxito personal y profesional.

Y en la era actual

Como es lógico, desde la era Victoriana hasta nuestros días, las tendencias, estilos, recetas y sabores han cambiado mucho. En estos tiempos modernos, las tartas de boda toman infinidad de formas y sabores. Podemos encontrar desde las tradicionales tartas de fruta helada, a pasteles aromatizados, fondants de mousse de chocolate. También tartas formadas de cupcakes decoradas con frutas. Sea como sea, o cualquier tipo de tarta nupcial que elijas para tu banquete de boda, os traerá una dulce alegría.

No te pierdas mi próximo artículo en el que resolverás tus dudas a la hora de planificar ese momento cumbre de tu banquete nupcial. El titulo es: “Wedding Cake. Elige bien la tarta de tu boda”.